Antonio Cabrera Cruz me invitó a saborear Kopi Luwak

antonio_cabrera_cruz

Si Cándida La Salle no hubiera roto con su padre, su marido y su isla, nunca se habría enamorado de Frans Stals; nunca habría viajado a Filipinas, ni a los Países Bajos; nunca habría hubiera atravesado el Mar de Wadden con Bour Siien, ni se hubiera atrevido a entrar en el Barrio Rojo de Ámsterdam. Nunca habría sido violada en el palacete del coronel Ilievsson. Tampoco habría saboreado la pasión y el placer lésbico de Sumba, ni habría sido una experta en Aston Martins, Cadillacs, Rolls Royce, Jaguars y coches de alta gama.

Nunca  habría  conocido el arte marcial de Pencak Silat, ni hallado los tesoros del Imperio Majapahi.  Nunca  habría  descubierto a las sacerdotisas guerreras de Chandana. Nunca habría conquistado su propia libertad. Nunca habría vivido esta aventura.

portada_kopi_luwak_2Efectivamente te acabo de resumir Kopi Luwak, la trepidante novela del escritor Antonio Cabrera Cruz. Una  aventura universal y políglota,  escrita en código autobiográfico, constantes referencias locales y enlaces a Gran Canaria  que se desarrolla en tres continentes: Europa, África y Oceanía.

En Kopi Luwak todo es real, y todo es fantástico. Viajarás de África a Gran Canaria en cayuco, recorrerás el Mar del Norte y las grandes ciudades de centro Europa. Descubrirás recónditos paraísos de Indonesia, conocerás antiguas costumbres de las tribus del Senegal, aprenderás el secreto de las sacerdotisas de Chandana, y te mezclarás con el poder de la jet set de medio mundo.

En Kopi Luwak, Antonio Cabrera Cruz  funde hechos y realidades de nuestra historia más reciente para crear una novela magistral llena de sobresaltos e imaginación. Aventura y acción, amor y sexo,  pasión y muerte. Torturas, secuestros,  luchas cuerpo a cuerpo y caricias interminables. Dinero, mansiones y vehículos de lujo, pero también  enigmas y cofres escondidos, jeroglíficos, acertijos y mensajes escondidos,  leyendas y mitos.

Kopi Luwak lo tiene todo para engancharte.

Me alejé de la vida disciplinada para comprobar que la disciplina requiere de indisciplina. He sido promiscua para comprobar después que la castidad necesita de su opuesto. He amado para ver mi corazón roto. Cuando estaba muerta volví a nacer y ahora me doy cuenta de que he vivido para morir” /pág. 235 Kopi Luwak GLB/

 Portada Kopi Luwak 3B

 

Kopi Luwak: libro, CD y videojuego. En busca de la generación digital.

 Qué pasaría si Kopi Luwak, además de ser una gran novela, fuese también un videojuego, y una sinfonía musical, que todos pudieran bajarse a voluntad de un solo click.

Muy pronto la aventura de Kopi Luwak traspasará los límites de las hojas de papel para transformarse y relanzarse como un nuevo producto de la cultura global.  De hecho el compositor y timplista canario, Enrique Mateu (Artenara), ya ha creado la versión musical de Kopi Luwak,  y Giacomo Vaccari (Lethal Games) está decidido a romper con los moldes tradicionales de la literatura para convertirlo en un producto interactivo.  Será un ejercicio de comunicación, estilismo y reconducción visual, pero también será una nueva categoría de producto: el primer globalbuk (GLB) de la historia. Para lo cual este nuevo proyecto cuenta con la aportación y dirección artística de Jacco van den Hoek, y algunos otros implicados, entre los que yo me cuento.

Es el propio autor de Kopi Luwak, Antonio Cabrera, cuando desde su casa-estudio de la Playa de Las Canteras nos hemos reunido para hablar del proyecto, el que parece un niño chico.  La ilusión se hace inmensa, como inmenso es el mar, como infinito es el nuevo horizonte de Kopi Luwak.

————————————————————————————————————–

Fulgencio CerrajeroFulgencio Cerrajero es Redactor Creativo freelance. Ejerce su actividad desde Las Palmas de Gran Canaria, colaborando y apoyando a Clientes, Estudios Creativos, Agencias y Productoras.

Todas las cosas tienen un nombre

EL-NOMBRE-DE-LAS-COSAS

Fernando Beltrán es el autor del El Nombre de las Cosas, y el El Nombre de las Cosas es también su exitosa empresa de Naming. Empezamos a intuir una hermosa tautología centrada en quien tiene el honor de haber sido, en este país con piel de toro, un conquistador y un pionero.  El primero en poner todo su talento y poder creativo en el apasionante mundo del Naming.  El primero en cruzar el desierto,  llamar a la puerta del cliente y cobrar por dar nacimiento a un nombre.  Una sola palabra. Dios dijo telefonía, y se hizo AMENA. Dios dijo pastelitos almendrados light, y nació MANTEKITOS. Dios quería un nombre para convertir lo negro en blanco y surgió SEROPOSITIVOS.  Y así hasta completar una prestigiosa cartera.  De nombre a nombre, y sigo porque me toca.

Nos comenta que el nombre debe ser “breve, pronunciable, eufónico, fácil de memorizar, perdurable en el tiempo, sin connotaciones negativas en distintos mercados, descriptivo, evocador, sugerente, contenedor de valores y atributos, declinable en submarcas, original, con personalidad, registrable y con posibilidades gráficas

Nos enseña que ese nombre que buscamos con ahínco y sudor de tinta,  ya existe escondido en el en fondo del abecedario, pero hay que descubrirlo y darle luz. Que existen un sinfín de soluciones, conversiones, reencuentros etimológicos, simbiosis, deconstrucciones, neologismos, cambios de letra, autodefinidos, acrónimos y disecciones para dar con el nombre adecuado.  Y porque no decirlo, también hay que tener un don. El don de la expresión, la identidad, el espejo, el código, el indicio, el designio, la sintaxis, la evocación y la música… para que el nuevo nombre sea el motor y la tarjeta de presentación fiable del nuevo sujeto de contrato. Pues efectivamente hablamos de nombres comerciales, productos y marcas.

Fernando Beltrán nos ha dejado un camino regado de bautismos. Hay que darle las gracias a este gran maestro de las palabras.

—————————————————————————————————————

Fulgencio Cerrajero Fulgencio Cerrajero es Redactor Creativo freelance. Ejerce su actividad desde Las Palmas de Gran Canaria, colaborando y apoyando a Clientes, Estudios Creativos, Agencias y Productoras.